EcoHabitat y los peligros de descalcificadores

La revista EcoHábitat publicó este estudio en 2012.
(Click Ecohabitat in English for PDF version)

“Las ventajas de los descalcificadores solo son para los electrodomésticos (a corto plazo), no para la salud. Los descalcificadores sustituyen los iones de calcio (bien tolerados por los humanos) por iones de sodio (sal). Con lo que es peor el remedio que la enfermedad. Ya que al aumentar el sodio, estas aumentando la presión arterial (tensión alta), y si te fijas en las botellas de agua mineral todas te pondrán bajas en sodio. Con lo que, sinceramente, no puedo entender a la gente que bebe de agua de botella (bajo en sodio) hasta que se pone el descalcificador y empieza a beber el agua descalcificada (que es ALTA en sodio). Las empresas lo hacen aparecer bonito (que si bueno para la piel, blablabla , como loros parlanchines) porque ninguna empresa criticaría jamás sus propios productos negativamente.

estas seguro?

Muchos países Europeos han PROHIBIDO el tratamiento con descalcificadores en aguas destinadas a consumo humano. Las nuevas normativas medioambientales obligaran muy pronto a las empresas a efectuar un control riguroso de los vertidos de aguas procedentes de la descalcificación a base de productos químicos como sales y resinas. Incluso en algunas comunidades autónomas ya están en funcionamiento los contadores de medición de agua de rechazo y se les esta facturando el importe correspondiente al reciclaje del residuo.

Cada empresa, finca, complejo o establecimiento tendría la obligación de informar el tipo de tratamiento de agua que utiliza. A este respecto, a continuación transcribimos informe recibido desde un laboratorio especializado en tratamiento de aguas, que describe características de los ABLANDADORES (descalcificadores) y que seguro le será interesante: El descalcificador, es incomprensiblemente utilizado, en muchas ocasiones, como fuente de agua POTABLE.

El ablandador como su nombre indica, ablanda  el agua, es decir, elimina sales cálcicas y magnésicas que son las que dan la dureza del agua. El ablandador no produce un agua fina, el ablandador produce un agua que no tiene calcio ni magnesio, es decir, que no es un agua dura, pero a cambio de que todos los cationes (metales disueltos en el agua) sean transformados en cationes sodio, es decir, el número total de sales es el mismo, por eso decimos que no produce un agua fina , porque el agua fina es aquella que tiene bajo contenido en sales totales.

El descalcificador o ablandador, aumenta por lo tanto, enormemente, la concentración de sodio, rompiendo su equilibrio iónico y hace impotable el agua químicamente. El ablandador actúa como un filtro y está expuesto a proliferación bacteriana. Si el agua a tratar por el descalcificador tiene gérmenes patógenos, el ablandador no los elimina, por el contrario, los aumenta, es más, si el agua a tratar por el descalcificador tiene bacterias banales, con el tiempo proliferan a los limites totales, que hacen el agua no potable bacteriológicamente. Si el agua que alimenta el descalcificador es potable químicamente según se indica anteriormente, el ablandador lo hace impotable al intercambiar todos lo cationes presentes (calcio, hierro, sodio, magnesio, potasio, etc.) en sales sódicas. Es antinatural, no existe un solo agua potable en el mundo que contenga sales sódicas. No hace falta para mejorar la potabilidad del agua ni química ni bacteriológicamente y además puede inducir peligrosamente en la salud humana.”

CONCLUSIÓN

Un descalcificador no es bueno para la salud, y no es nada ecológico.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


three × = 21